Singing in the shower.

en

 

El- baño

Mientras conducía iba escuchando a mis amigos de cadena 100, no les conozco de nada, pero llevo toda mi vida oyéndoles cada mañana y al final les estoy cogiendo cariño. Me encanta su programa porque hablan de chorradas, y es que la vida está compuesta de esas pequeñas tonterías que la hacen tan divertida y te alivias al descubrir que no eres el único simple. Hoy hablaban sobre los cánticos en la ducha y me reía mucho porque: La ducha es el escenario donde nos mojamos de verdad y sacamos afuera nuestros sueños frustrados.

Y si no, que se atreva a escribir aquí el que no haya cogido alguna vez la alcachofa  para representar un videoclip con los efectos especiales del vaho.

La hora del baño es un desinhibidor  más potente que el alcohol. Doy fe de ello, nunca sabes que personaje de la farándula te va a ir a visitar. Si voy al baño amarillo puedo oír a “Malú” encadenada al Duchaflexo, y si me acerco al baño azul puedo escuchar a “El gato” Retransmitiendo el partido como el mismísimo “Manolo Lama”. Tanta emoción le pone el chaval, que me dan ganas de levantarme la camiseta y hacer la flecha o como carajo se llame eso, y mira que no soy muy futbolera que digamos.

Y oye, salen relajados del baño después de liberar esa tensión que sufrimos todos los artistas antes de subir al escenario.

Quién me diría que mi vecino tan serio, es una profesional del maracas-155440_1280 mambo. Te oigo, y no lo sabes.

Y que el otro vecino que va de tipo duro es un moñas de narices y canta pasteladas que no pegan con su chupa. La ducha nos delata, es así. El agua caliente nos abre los poros para sacar fuera nuestra vena artista, con la esperanza de que algún cazatalentos nos oiga y nos lleve directos al estrellitaestrellato.

Lo confieso, también canto y mentiría si dijera que no me he sentido una “Beyoncé” de la vida hasta que un “¡Calla, que turras!” ha perturbado mi show.

Insisto, el agua debe de tener algún tipo de graduación que nos pone happy, porque las caras de cuerno quemado cuando llueve paraguas por la calle, no son la mismas, y también nos mojamos.

Y me interroga “Checho”: ¿Tú que quieres ser de mayor? Y yo le premio con una gominola porque los niños siempre dicen la verdad y la pregunta me halaga.

Y le contesto:

Me encanta lo que soy y me encanta lo que no seré, porque para eso siempre me quedará la ducha. Pero mójate y canta también fuera del agua.

Canta-en-la-ducha

Plural: 9 Comentarios Añadir valoración

  1. Bárbara dice:

    Yo en casa tengo un buen ejemplo de ésto jajaja.
    Siempre me río mucho con tus post! 😉

    1. Ishaces dice:

      Graciassss!!!
      Ha seguir canturreando!

  2. María Lucenas dice:

    Aunque no escribo mucho por aquí siempre te leo. Me encantan tus post!!
    Yo tb soy una artistaza de la alcachofa, así si alguien me tira tomates me limpio en el momento jajaja.
    Enhorabuena por el blog, sigue así, Siempre levanta el ánimo leer tus posts alegres y desenfadados!
    1Bsto.

    1. Ishaces dice:

      Lo bueno de estar en la ducha es que el tomate te lo limpias rápido.
      Muchas gracias, María!!

  3. Lucas dice:

    Y quien no canta bajo la ducha??desde luego en mi casa se podría formar todo un coro 🙂

    1. Ishaces dice:

      Jajaja Tendrían que hacer los casting en los baños.
      Gracias!

  4. Ishaces dice:

    Jajaja eso nunca lo había oído!
    Q original!!
    Besos!

  5. almademami dice:

    Aysss yo en la ducha no canto pero planchando me vengo arribaaaa jajaja Si es q la musica y el cantar es lo mejor q hay, hay q dejarse llevar!! 🙂

    1. Ishaces dice:

      Jejeje es verdad, la música siempre ayuda. La plancha sin música no sería lo mismo.
      Besos!

Deja un comentario