¿Por qué nadie nos comprende?🎀

en

Qué contenta se puso mi amiga cuando el día de su cumpleaños abrió el regalo de su querido consorte y sacó del paquete un conjunto precioso, perfectamente coordinado 🎀 con todo tipo de complementos.

No daba crédito a que su maromo hubiese dado en el clavo y fuese capaz de elegir una vestimenta tan combinada y con tanto gusto que parecía sacada directamente del desfile de la Fashion Week de Madrid. Le plantó un beso y se fue tan pizpireta por la calle a lucir modelito.

Cuál fue su sorpresa al pasar delante del escaparate de Zara. Se quedó como una mema mirando al maniquí que iba de pies a cabeza vestida  👗 exactamente igual que ella.

Sí. Su querido entró en la tienda y pidió que le pusieran para regalo todo, todito lo que llevaba puesto la muñeca en cuestión.

Esto me contaba entre sorbo y sorbo de café ☕ mientras desayunábamos esta semana, y como es comprensible yo me rompía de la risa.

Esto y otras historias como que no sabía de qué había salido disfrazado a la calle durante todo el mes que ella estuvo trabajando fuera. El cesto de la ropa sucia parecía una maqueta del Everest y en el armario no quedaba una prenda digna para ponerse.

“Si te consuela yo no soy capaz de hacer entender a mi maromo que los “Palazzo” están de moda entre las chicas, y que esos pantalones 👖tan anchos que cuelgan en su armario desde hace siete años deberían pasar a mejor vida.”

Nadie nos comprende, no saben lo complicado que es ser mujer y no tener nunca nada que ponerse. No saben lo duro que es entrar en un centro comercial y tener ansias extremas de poseer esa cazadora  que pone tu nombre y resistir mientras convulsionas.

Dicen por ahí que hay estudios que lo corroboran. Lo llevamos en los genes. No es culpa nuestra. Pero a mi no me hace falta cerciorarme con ninguna investigación científica, me basta y me sobra con mirar a mi alrededor.

Como esta semana, cuando una amiga me mandó un código rojo: “Tengo boda y no tengo nada que ponerme. S.O.S”

Ahí me puse a mandarle fotos por WSP de las distintas combinaciones posibles que podía aportar, rápidamente la Checho, Ponyo y mi Morena se comprometieron con la misión y aportaban ideas para el atavío “bodorril”. La Checho era de la opinión que llevase el bolso 👜 dorado, eso decía mientras se probaba una chaqueta de lentejuelas y luchaba por mantenerse firme en unos tacones 👠 de 8 cm. Pero en cambio Ponyo y mi Morena creían que quedaba mejor el plateado. Y así estuvimos haciendo una tesis doctoral sobre en qué color apoyar los complementos mientras mi amiga estaba al otro lado del teléfono replicando que con tanto plateado iba a parecer una astronauta.

En esas pasaron mi maromo y el Gato por delante de la puerta, pusieron los ojos en blanco y se miraron con cara de desconcierto al ver la habitación como el vestidor de la Cibeles y a las niñas vestidas como la Martirio.

“No entendéis nada, una amiga me ha mandado un código rojo.”

Qué-me-pongo

Claves para vestir bien sin gastar mucho dinero:

-Infórmate de lo que se lleva esta temporada y verás como tienes algo de eso en tu armario. No se trata de hacerte con todo, sino de elegir lo que te gusta y adecuarlo a tu estilo.

-Ordena ese caos de armario. Verás como tienes más de lo que puedas necesitar. ¡Que eres doña codicias! No lo niegues.

-Combina de distintas maneras, cambia los zapatos, ponle un pañuelo…verás como con una misma prenda puedes lograr looks totalmente diferentes.

-Seguro que tienes alguna ropa que puedes customizar, una chaqueta, pantalón o blusa que dándole un pequeño toque, tiñendo o acortando puedes poner al día.

-Prepara lo que te vas a poner el día antes, así no caes en la rueda de ponerte siempre lo mismo y te dará tiempo a pensar y hacer diferentes combinaciones. Vas a sacar mucho más partido a tu armario.

-Hazte con básicos: una americana negra, una blusa blanca, unos tejanos, pantalones negros…y gasta en complementos para dar el toque definitivo a tu look.

Nadie nos comprende…

Los choker son una de las tendencias esta temporada, los tenéis aquí y están volando. Y estad muy atentas, porque van a llegar próximamente unas cosas con las que vais a sentir codicia convulsiva. ¡Lo veo! Lazo

Chanel

 

 

 

 

 

 

 

 

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Maribel dice:

    Te sigo en IG @los_mundos_de_daniela y ahora acabo de descubrir tu blog.Felicidades porque tienes una manera de describir cualquier situación cotidiana desde un punto de vista divertidísimo y sencillo.No me he podido reír más con esta entrada!Sobre todo con la descripción de lo que nos pasa al entrar en un centro comercial.Yo también sufro de convulsiones y ansiedad jajajajajaja!!Un besazo preciosa

    1. ishaces dice:

      Eres una afectada, somos muchas las que lo sufrimos!! 😉 Gracias!! Tu niña es ideal!!

Deja un comentario