La vida cabe en una maleta. 12 claves para meterla 💼

en

15337636_779724128832262_7911845144102918416_n

Hace quince días que nos fuimos a Madrid, y tal parecía que emprendíamos un viaje a Nueva York o London City del puro nervio y emoción que se respiraba en casa. Cuando se es varios no es fácil viajar 🚗 habitualmente, demasiada organización y que cuadre todo.

A mí, solo de pensar en hacer tantas maletas y luego deshacerlas, se me quitan las ganas de salir de casa, por eso hace tiempo que decidí que una vida cabe en una bolsa. Y siete vidas en una sola 💼 maleta.

Recuerdo hace algunos años cuando salíamos de viaje y aparecía yo con un neceser rígido de 30×30 en la mano, repleto de cremas y 💄 maquillajes. El cachondeo que se traían mi maromo y mis cuñados, indicándome el grifo que goteaba para que me acercase a arreglarlo con mi caja de herramientas. Ese maletín de “ñapas” se ha convertido en un neceser de 10×10. En realidad sólo necesitaba una llave inglesa 🔧 para apretar un poco la tuerca.

Paseando por la calle encontramos un señor acostado bajo el hueco de una escalera. Allí se había creado ese pobre hombre su hogar 🏡 y solo tenía una mochila llena de cosas. Se levantó, se la puso en la espalda y se marchó. Así, Dejando la puerta de su casa abierta, con una manta en el suelo y algún que otro cacharro. La Checho lo señaló con descaro y dijo en alto: “Ese señor solo tiene una mochila.”

A veces se nos amontonan tantas cosas que nos tapan la visión, que no nos dejan espacio para movernos con libertad, que pesan y nos restan dinamismo. Demasiadas cosas nos ocupan el corazón 💚 y nos pasan factura por exceso de equipaje.

Así que prefiero salir de casa y no llevármela conmigo. Aunque los niños lo pongan difícil y tenga que convencerles de que no es necesario que cada uno cargue con una bolsa cutre del “Mercadona” llena de “triquis” metidos al azar sin ningún sentido, porque parecemos vendedores ambulantes. Y persuadirles de esto no es moco de pavo.

Me habéis preguntado cómo he hecho para meter lo de siete personas en una maleta y aunque tuve temor de que alguien haya podido pensar que no nos cambiamos la ropa interior 👙 durante el periplo, lo que hice es esto:

  1. Hacer una lista de lo estrictamente necesario y urgente para no meter cosas de más.
  2. Para nosotras y las niñas meter sobre todo vestidos. Así, no hay que llevar parte de arriba y de abajo.
  3. Escoger prendas de colores que sean fáciles de combinar entre todas ellas. Así si se mancha algo de un conjunto te sirve para otro.
  4. Coger una prenda de abrigo que conjunte con todo y lo mismo con los zapatos.
  5. Aprovechar los huecos de las zapatillas para meter cosas dentro: calcetines, ropa interior, el cargador del móvil…
  6. Para los niños, elegir colores sufridos. Así, si se hacen una mancha no se nota tanto y pueden tirar con ello el resto del día.
  7. Escoger la ropa de telas que no ocupen demasiado espacio y que no se arruguen mucho.
  8. Siempre guardo todas las muestras de cremas, colonias, gel, maquillaje… Así no tengo que llevar los botes enteros.
  9. Elegir los complementos en tonos neutros, un bolso beige para todo, por ejemplo.
  10. Cada niño puede llevar un solo juguete. Lo más probable es que ni lo vaya a usar.
  11. No cargar con “porsiacas”. Llevo esto por si acaso…En el peor de los casos siempre puedo ir a una tienda a comprarlo.
  12. Y finalmente doblarlo todo estratégicamente para que quepa sin problema, como aquí. Aunque he de reconocer que tuve que pedir a “La Morena” que se sentase encima de la maleta.

Ese pobre hombre que vive bajo el hueco de una escalera vive.  Y nos ha dado una gran lección. A él le faltan cosas y a nosotros nos sobran. Que para viajar, divertirse, visitar una bonita ciudad, pasear, para ser y vivir a tope hace falta tener todos los sentidos despiertos 👀 y desocupados. Y cogerse de la mano, correr, bailar o señalar de admiración esa bonita fachada  es muy difícil con las manos ocupadas. Hay que soltar lastre.

Que las cosas valiosas (esas risas, esos recuerdos) no se guardan en una maleta. Se atesoran en la memoria y el corazón y a veces, también en tu galería de Instagram 🎀

malet

 

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. mamá puede dice:

    Tienes toda la razón, no es necesario llevar tantas cosas.
    Yo hago lo mismo, uso muestras, colores que vayan con todo… pero sin querer siempre meto por si acasos… cada vez menos! Lo que siempre llevo es un poco de jabón para lavar a mano que viene muy bien

    Sobre la reflexión también estamos de acuerdo, tantas cosas ¿para qué?

    1. ishaces dice:

      Lo del jabón no se me había ocurrido a mí. Tomo nota!!!
      Tantas cosas para naaa!
      Besos!!

Deja un comentario