Historias de un amor de verano y alguna verbena.

en

Recuerdo como si fuera ayer esas tardes de verano tiradas en el sofá con el bol de palomitas en mano y las hormonas a flor de piel. Todas las amigas unidas en “cuchipandi” para babear viendo una peli empalagosa de amores corazon de verano.

La mítica “Grease” nos marcó mucho, todas canturreando “Summer Nights”, deseando ocupar el puesto de Olivia y pensar que algo parecido nos ocurriría aquella noche en la verbena del pueblo, justo cuando tocasen la canción más romántica de la velada. Llorar a moco tendido viendo “Love Story”, mientras nos pasábamos el paquete de “Kleenex” embadurnándonos más aún el  “Rimmel” que  caía a chorretones por las mejillas.

Y entonces aparecía la madre de mi amiga y nos veía a todas en pleno dramatismo lacrimógeno y nos decía: “¡Pero bueno! ¡Parecéis bobas!”

Las historias más bonitas suceden en esta estación. De pequeña me gustaba oír a mi tía contarnos como conoció a su marido en una villa asturiana durante esta época.

Ella era guapa y elegante. Calzaba de aquella unos tacones Tacón de aguja de 8 centímetros y llevaba unos vestidos de modista con mucho almidón. Se peinaba con un moño muy elaborado y repleto de laca y según ella, era algo estirada. Se cruzó en su camino un señor 14 años mayor que ella, más feo que el hambre y un poco brusco hablando. Eran el día y la noche y ella le mandó a freír espárragos. Pero el insistió, insistió mucho, hasta que consiguió enamorarla entre verbena y pasodoble. Toda una vida juntos por culpa del sol verano.

Mis padres se conocieron en la casa del pueblo un día de Julio. Coincidieron en una fiesta inundada de sidra y los dos siguen borrachos cantando “Asturias patria querida”. Se cartearon durante muchos meses, ya que vivían en países distintos. Pero el amor les había embriagado demasiado y necesitaban tomarse una tónica juntos. Aún siguen bebiéndola.

Y ahora veo a mi morena pestañear viendo una cursilada de peli y le digo: “¡pareces boba!” Y me pregunta que si me enamoré en verano:

Mi historia no es tan bonita como una peli ñoña, pero hacía sol y era Agosto.

A mi maromo lo conocí en invierno, pero fue el verano quien me enamoró de él. La historia se repite. El mismo pueblo, tomando sidras y una verbena. En vez de un pasodoble, bailábamos “King África” y no había almidón, pero llevaba vestido y tacón. Me acuerdo perfectamente. Recuerdo que se hizo de día con “Follow the leader…sígueme” y nos bañamos, con otros amigos, vestidos en la ESTRELLA-MARplaya.  Volví a casa con mucha fiebre, había cogido un virus y estuve enferma varias semanas. Él vino a verme todos los días durante este tiempo y se pasaba a mi lado durante horas acompañándome y dándome conversación. Fue imposible no enamorarme de él y “I followed him”. Le seguí.

Cuando termino de contar la historia la “Ponyo” y “mi morena” pestañean y yo pestañeo también. Me apetece ver “Memorias de África” con mis hermanas mientras nos tomamos un helado y nos pasamos los pañuelos.

El verano es para enamorarse.

Me gusta tomarme un “Gin Tonic” con mi maromo en el porche mientras los niños duermen.

Escaparnos al cine y sentarnos en la última fila para que me robe un beso.

BESO

Me gusta pintar el patio con él y enfadarme porque no lo está haciendo bien.

Me gusta mirar su bañador colgado en el tendal junto al mío y saber que nos hemos mojado juntos.

Montar una verbena en la cocina mientras hacemos la ensaladilla rusa y los filetes empanados.

grease

Me encanta cuando me empuja a la piscina porque llevo una hora aclimatándome y mojándome la barriga como una anciana aunque luego este cinco minutos sin dirigirle la palabra.

Me gusta abrir las ventanillas del coche y que entre el aire mientras suena en la radio “Morat” y lo cantamos a grito pelado.

Me gusta volver al pueblo y mirar a los mayores bailar el pasodoble mientras nos tomamos unas sidras y nos reímos juntos.

El verano es para enamorarse, pasear de la mano, verbenear, brindar, bailar un pasodoble y volverse a enamorar.COPA

Verbeneros

 

 

 

 

 

Plural: 4 Comentarios Añadir valoración

  1. Mamá puede dice:

    Eso es! El verano es para disfrutarlo

    Yo también conocí a mi pareja en verano y ahí empezamos, también me gusta tomarme unas copas en la terraza cuando los niños duermen y también me enfado con él por lo mal que ha pintado la pared jaja

    1. ishaces dice:

      Si es q el verano da mucho juego! Y pintar une mucho q discutir es un arte!

  2. Qué bonitas historias de amor!
    Sabes que? Yo también conocí a mi amor, en un verano…y seguimos hasta ahora! Ya han pasado 10 años!

    1. ishaces dice:

      Siii? Viva los veranos!
      Se confundieron los que dijeron que la primavera es la estación del amor ☺

Deja un comentario