Lo importante es intentarlo. ¿Has empezado?

He dormido durante el verano como una ceporra y se me habían borrado las ojeras. No usé iluminador ni el corrector en todas las vacaciones y ayer ya tuve que ir a aprovisionarme de potingues para disimular mi falta de sueño, que mi madre me ha dicho que tengo muy mala cara sin ninguna compasión….

Si eres una “girl living to the limit”, te comprendo, nena.

Tengo que reconocerlo amigas, estoy empezando a tener esa bola en el estómago al ver que esto se acaba. Me quedan cuatro días para volver a la cruda realidad de la vida y tengo delante de mí tropecientos libros por forrar y un montón de prendas por marcar. Todavía no he ido a comprar el…

Ni puenting ni milongas. La vida misma es un salto al vacío.

Hoy es uno de Septiembre, todo va volviendo a la normalidad poco a poco y cojo de nuevo este montaje con ansias supremas, después de este desenfreno de verano. No me he quitado las chancletas  de los pinreles, salvo en ocasiones puntuales, eso, unos shorts y una camiseta miserable ha formado parte de mi atuendo…

Después de leerlo querrás estar loco.

Cuando promueves un lema, el primero que tiene que creérselo es uno mismo. Cuando lo dejas por escrito  es porque estás convencido de ello. Y cuando recomiendas algo a alguien es porque lo has probado y es bueno. Me está empezando a dar un poco de miedo esto de promocionar frases y que luego se…

Quiero hacer brujería.

Hace siete meses que escribí este post y no imaginé que hoy escribiría este otro. La mujer del sombrero de ala ancha ha desplegado también las suyas y han volado los dos. Adiós Teresa. La última vez que la vi, no hace mucho, estaba muy pálida y por eso destacaban más sus labios pintados. Su…

Siempre hay un pretexto para bailar.

Ya os escribo desde nuestra nueva casa Ishacesblog .com. Gracias a todos los que habéis querido formar parte de este frenesí y os habéis hecho con la camiseta para taconear la vida. ¡Da subidón! Esta camiseta tiene mucha historia, no es solo una prenda de vestir, es una forma de vivir. Es levantarse cada día…

Léelo solo si no estás liberado.

El jueves por la mañana entré en un estado de enajenación extrema. La alarma del móvil no sonó, me quedé dormida y mi teléfono tampoco despertó. Murió definitivamente. De pronto y tras convulsionar un poco me sentí atrapada. Como si me hubieran encerrado en una celda a cal y canto aislada del mundo exterior. En…

Es una mentira cochina.

Nunca imaginé que algo tan blanco pudiera acabar tan negro. Me levanté por la mañana y temerosamente me asomé a la ventana. ¡Hace sol! le grité al “maromo”. El día empezó de otra manera. Más luminoso, más brillante. Como si los rayos del sol diesen una dosis extra de vitaminas para llevar el día con…